de Santiago Tena

hágase, niña mía, hágase vivo el amor en tu espacio, hágase en ti la luz y en mí la vida, hágase, amor cercano, cercano nuestro amor, el beso en voz, la voz beso y presencia y estoy dentro, hágase de tu amor el mundo niño, el mundo que te busco, el que soy mundo y carne y poeta y ardor solo por ti, hágase el desinhibo, hágase el nos buscamos, hágase el en ti estoy, hágase del amor el vino de la cena, el esperar, el ven, el has venido, el correo directo, el te busco y me arriesgo y voy por ti y si duele no importa que me duela: te he vivido, hágase del amor vino y dolor y cena y despedida y voy y luego vuelvo, del amor que queremos hágase libertad, y con la libertad la luz del mundo, y que inaugure el mundo en ti y en mí un renacer de esperas sin espera, un renacer de yas sin todavías, un renacer de escarcha, de sol vivo, de dónde, de por qué no me escribes, un renacer de voy, un renacer de quiero, un renacer de no tan solo en público, un renacer de quiero y lo deseo y te lo digo claro y te lo digo cierto: lo quiero y lo deseo y voy por ti y a ti, y estando en ti y llegando, a donde en verdad llego y donde voy y quiero y sé que está esperando y que me llama en ti, es a mí mismo, niño hambriento y gozoso y cálido y feroz dentro de ti, niño que necesita de mí mismo: sé la puerta abierta y encantada y serena y ansiosa y atractiva e imán, y vientre vivo y tú, quererme vivo y tú, volarme vivo y tú, volcarme vivo y tú, amar, amar:

abrir

20 marzo 2010

YIN YANG - JARABE DE PALO

Yin  Yang, menos es más
Polos opuestos que nunca se juntan.
Yin  Yang, vienen y van
Líneas paralelas que nunca se cruzan.
Bien, mal, madera o metal.
Puntos de vista que no se preguntan.
Tal cual, azúcar o sal.
Dos que se oyen, pero no se escuchan.
Yin   Yang, Eva y Adán
desequilibrio por una manzana.
Yin   Yang, bastos  o espadas
Palos opuestos en una baraja.
Yin   Yang, salir o entrar
de un laberinto lleno de puertas.
Yin   Yang, delante o detrás,
Dos que se buscan, pero no se encuentran.
Cómo vas, cómo lo ves
Si tu veleta y la mía
señalan rumbos distintos.
Cómo vas, cómo lo ves
si tu maleta y la mía
viajan en vuelos distintos.
Cómo vas, cómo lo ves 
si tu receta y la mía
tienen sabores distintos.
Cómo vas, cómo lo ves
Si en tu cabeza y la mía
viven paisajes distintos.

1 comentario:

Rosa dijo...

Feliz entrada de la primavera
con todo mi cariño
Un besito Rosa