de Santiago Tena

hágase, niña mía, hágase vivo el amor en tu espacio, hágase en ti la luz y en mí la vida, hágase, amor cercano, cercano nuestro amor, el beso en voz, la voz beso y presencia y estoy dentro, hágase de tu amor el mundo niño, el mundo que te busco, el que soy mundo y carne y poeta y ardor solo por ti, hágase el desinhibo, hágase el nos buscamos, hágase el en ti estoy, hágase del amor el vino de la cena, el esperar, el ven, el has venido, el correo directo, el te busco y me arriesgo y voy por ti y si duele no importa que me duela: te he vivido, hágase del amor vino y dolor y cena y despedida y voy y luego vuelvo, del amor que queremos hágase libertad, y con la libertad la luz del mundo, y que inaugure el mundo en ti y en mí un renacer de esperas sin espera, un renacer de yas sin todavías, un renacer de escarcha, de sol vivo, de dónde, de por qué no me escribes, un renacer de voy, un renacer de quiero, un renacer de no tan solo en público, un renacer de quiero y lo deseo y te lo digo claro y te lo digo cierto: lo quiero y lo deseo y voy por ti y a ti, y estando en ti y llegando, a donde en verdad llego y donde voy y quiero y sé que está esperando y que me llama en ti, es a mí mismo, niño hambriento y gozoso y cálido y feroz dentro de ti, niño que necesita de mí mismo: sé la puerta abierta y encantada y serena y ansiosa y atractiva e imán, y vientre vivo y tú, quererme vivo y tú, volarme vivo y tú, volcarme vivo y tú, amar, amar:

abrir

01 abril 2010

ABRIL FLORECÍA


Poesía por, Antonio Machado.
                                                                                                                                                                            
Abril florecía frente a mi ventana.
Entre jazmines y las rosas blancas
de un balcón florido, vi las dos hermanas.
La menor cosía, la mayor hilaba...
Entre los jazmines y las rosas blancas,
la más pequeñita, risueña y rosada
su aguja en el aire, miró a mi ventana.
                                                                                                                                                                              
La mayor seguía silenciosa y pálida,
el huso en su rueca que el lino enroscaba.
Abril florecía frente a mi ventana.
Una clara tarde la mayor lloraba,
entre los jazmines y las rosas blancas, 
y ante el blanco lino que en rueca hilaba.
¿Qué tienes? le dije silenciosa pálida?
Señaló el vestido que empezó la hermana.
En la negra túnica la aguja brillaba;
sobre el velo blanco, el dedal de plata.
Señaló a la tarde de abril que soñaba,
mientras que se oía tañer de campanas.
Y en la clara tarde me enseñó sus lágrimas..
Abril florecía frente a mi ventana.
                                                                                                                                                                              
Fue otro abril alegre y otra tarde plácida.
El balcón florido solitario estaba...
Ni la pequeñita risueña y rosada, ni la 
hermana triste, silenciosa y pálida
ni la negra túnica,  ni la toca blanca...
Tan solo en el huso el lino giraba
por mano invisible, y en la oscura sala
la luna del limpio espejo brillaba...
Entre los jazmines y las rosas blancas
del balcón florido, me miré en la clara 
luna del espejo que lejos soñaba...
Abril florecía frente a mi ventana.
                                                                                                                                                                            

3 comentarios:

salvadorpliego dijo...

Grande Machado entre los poetas.

Un placer estar en tu blog.

Saludos.

Susana Vera-Cruz dijo...

Què belleza de poema !!
Una brisa suave con aires otoñales por estos lares ya mi querida amiga.
Sin duda Abril lo confirma ya, con sus suelos tapizados en dorados y cobres.
Machado...un genio!

Un beso enorme mi niña y Feliz Resurreciòn en Cristo Jesùs.

Sussy-Agualuna

LC dijo...

Un honor que me visites mi querido poeta Salvador,
Un abrazo
regresa!

************************************

Mi Sussy querida, se te extranhaba por este rinc'on.
Estoy de viaje en estos momentos descansando un mi poquito.
Este es un bello poema sin duda.
Besitos mi amiga del alma,
cu'idate mucho
se te quiere!